Cómo se pasó del caucho a la goma.

Hoy me apetece hacer un breve repaso histórico de los orígenes de ese material mágico que revolucionó el Mundo. El material que permitió la evolución de la automoción y del que se componen las cubiertas de la mayoría de vehículos que conocemos, bicicletas incluídas. Os explicaré cómo se pasó del caucho a la goma.

árbol de caucho
«Las lágrimas del árbol que llora», como lo conocían los aztecas. El árbol del caucho.

Las “lágrimas de los árboles que lloran” del Nuevo Mundo.

El 8 de noviembre de 1519, el aventurero español Hernán Cortés fue el primer europeo que llegó a Tenochtitlán, capital de la civilización azteca. Para celebrar su llegada, Moctezuma organizó una gran fiesta. Los conquistadores españoles presenciaron anonadados un juego que consistía en introducir una pelota por un hueco de piedra. Los invitados se maravillaron al ver cómo la pelota rebotaba como si en su interior encerrara alguna magia misteriosa.

Al preguntar los españoles por la naturaleza del material, los anfitriones respondieron que se trataba de las lágrimas de Catuchu, el jugo blanco de los «árboles que lloran». De allí se deribó el nombre actual del caucho.

El juego de la pelota azteca
Debió ser todo un espectáculo presenciar el juego de la pelota azteca. Y llamaría mucho la atención es esa época las propiedades del balón utilizado.

El caucho sintético.

En Europa, el caucho no dejó de ser un material exótico y de entretenimiento durante siglos hasta que se empezó a aplicar con fines industriales. En 1823 el escocés Macintosh fue unos de los primeros en utilizarlo con sus famosos impermeables. Pero no fue hasta que la industria química logró producir el caucho sintético que el panorama mundial empezó a cambiar.

Un ferretero estadounidense llamado Charles Nelson Goodyear (1800-1860), que no tiene nada que ver con la famosa marca de neumáticos que todos conocemos, descubrió el proceso de la vulcanización por accidente.

A Charles N. Goodyear se le cayeron unas porciones de caucho sobre las que había espolvoreado cristales de azufre y fueron a parar a la placa de una estufa que estaba encendida. Cuando examinó las partículas, comprobó con sorpresa que el caucho había perdido su viscosidad, convirtiéndose en material sólido. El caucho se había transformado en goma.

charles goodyear
Charles N. Goodyear descubrió el proceso de vulcanización por accidente. Este nombre fue otorgado por el mismo inventor debido al uso de azufre y calor, relacionados en la mitología con el Dios Vulcano.

Tras diversas patentes y muchos esfuerzos, Charles N. Goodyear perdería el derecho a las mismas ante terceros y, mientras otros se hacían ricos con su invención, él acabaría sus días arruinado falleciendo el 1 de julio de 1860.

38 años después se fundaría la empresa que lleva su nombre, con reservas acerca de si realmente vendió su patente al fundador de la misma, Frank Seiberling, ya que no guardaba relación alguna con el inventor.

El éxito de la goma.

El descubrimiento de Charles N. Goodyear dio paso 80 años más tarde al descubrimiento de los polímeros y la goma empezó a ser muy interesante para aplicaciones industriales.

El Viejo Mundo necesitaba mayor cantidad de caucho con la invención del automóvil. El nuevo medio de locomoción precisaba cubiertas, que, hasta la fecha, eran de goma maciza. El veterinario escocés John Boyd Dunlop inventó entonces la cubierta de goma que se hinchaba con aire. La industria química se ocupó de hallar una goma sintética que tuviera iguales o mejores características, que se pudiera fabricar a un costo más bajo y en grandes cantidades. Así nació la goma tal y como la conocemos en la actualidad y que no ha dejado de evolucionar.

John Dunlop
John Boyd Dunlop fabricó el primer neumático de goma con aire para el triciclo de su hija. Podemos decir que el neumático con aire tal y como lo conocemos hoy en día ¡tiene su origen en una bicicleta!

Tras leer esta didáctica historia puede que te preguntes por qué la mayoría de productores de caucho se encuentran en el sudeste asiático, cuando el “arbol que llora” fue descubierto en Sudamérica. Esta historia te la contaré en otro momento.

Deja una respuesta

¡Suscríbete a nuestra newsletter y sé el primero en enterarte de las novedades!