Cómo tubelizar una rueda en 5 sencillos pasos.

Si eres un biker habitual y estás cansado de sufrir pinchazos, quizás haya llegado el momento de que des el paso al tubeless. Rodar con cubiertas tubeless reducirá drásticamente el riesgo de sufrir una avería y además te permitirá rodar con presiones más bajas para sacar el máximo rendimiento a tu bicicleta. No obstante, es posible que tus ruedas no estén preparadas para llevar cubiertas sin cámara. No te preocupes, a continuación, te explicamos cómo tubelizar una rueda en 5 sencillos pasos.

  1. Desmontaje.

El primer paso, lógicamente, será desmontar la rueda que quieras tubelizar. Tanto si es la rueda delantera como la trasera, deberás aflojar y extraer el eje pasante y quitar todo el aire del interior del neumático para poder desmontarlo de la llanta.

tubelizar rueda_1

A ser posible, intenta realizar siempre esta operación con las manos presionando sobre los flancos de la cubierta para que los aros laterales de la misma se asienten sobre el centro de la llanta. Esta zona central del aro es más profunda y permitirá que la cubierta salga con mayor facilidad.

tubelizar rueda_2

Si aún así no lo consigues, puedes ayudarte de unos desmontables de plástico para no dañar la llanta y evitar pellizcar la cámara de aire del interior. Aunque no vayamos a utilizarla, nunca se sabe si en alguna ocasión nos puede ser de utilidad para reparar una rueda que pierde aire o para montarla en otra bicicleta.

tubelizar rueda_3

  1. Tubelizado.

Quita el fondo de llanta y limpia con un desengrasante todo el interior de esta. Hazte con un fondo de llanta específico para ruedas tubeless y pégalo en el fondo y alrededor del aro. La función de esta cinta para tubelizar es tapar los agujeros donde se anclan los radios y evitar que el aire pueda escaparse.

tubelizar rueda_4
tubelizar rueda_5

Recomendamos dar un par de vueltas con la cinta para dejar la rueda completamente estanca. Posteriormente, deberás hacer un pequeño agujero pinchando donde irá ubicada la válvula.

tubelizar rueda_6

Ahora inserta la válvula específica tubeless en el agujero que hemos hecho anteriormente. Coloca la junta tórica de goma y la tapa enroscada que vienen incluidas justo por la zona opuesta a la cubierta.

tubelizar rueda_7

  1. Montaje.

Monta tu nueva cubierta tubeless sobre la llanta. Ahora no debes temer a pellizcar ninguna cámara de aire porque simplemente no se encuentra alojada en el interior del neumático. Así que podrás usar las palancas de plástico en caso de que no puedas realizar la operación con tus propias manos.

Asegúrate de que la cubierta que vayas a montar sea tubeless ready. Por muy bien que realices todo el proceso, si el neumático no viene preparado para ser montado sin cámaras, acabarás teniendo pérdidas de aire constantes, o simplemente no llegará a hincharse. Más grave todavía, los neumáticos tubeless poseen un flanco específico para asentarse dentro de la llanta sin necesidad de un cuerpo interno como la cámara de aire que lo empuje hacia la pared interna del aro. Montar una cubierta convencional sin cámara puede provocar un destalonamiento que puede llegar a provocar un grave accidente.

tubelizar rueda_8

  1. Sellado.

Con la cubierta montada, llega el momento de introducir el líquido sellante para tener un sistema totalmente estanco.

Se puede verter la cantidad de sellante recomendada por cada fabricante directamente dentro de la cubierta antes de montarla dentro de la llanta. Lo más seguro es que te acabes ensuciando y caiga líquido sobre el suelo.

Es muy aconsejable desmontar el obús de la válvula con una herramienta específica e introduciremos el sellante con la ayuda de una jeringuilla especial.

tubelizar rueda_9
tubelizar rueda_90

  1. Inflado.

Una vez que tenemos la rueda totalmente tubelizada y, antes de montarla en la bicicleta, llega el momento de inflarla para terminar todo el proceso.

El inflado puede ser un momento frustrante cuando vemos que la cubierta no llega nunca a coger presión y el aire se pierde por los flancos continuamente.

Para evitarlo, recomendamos aplicar jabón de manos o de cocina sobre los flancos de la cubierta en la zona de contacto con la llanta. También es recomendable ubicar con las manos el aro para que se apoye en la zona más externa posible de la llanta y/o presionar con un poco de peso sobre la cubierta durante el inicio del inflado. Todos estos consejos van encaminados a que el neumático se asiente mejor dentro de la llanta y no haya zonas de escape para el aire a la hora de inflar la rueda.

tubelizar rueda_91

Si, a pesar de estos consejos todavía tuvieras problemas, sería necesario utilizar un compresor/bomba que incorpore compresor o llevar la rueda a un taller especializado.

En el caso de que todo ha salido a la perfección, cuando la rueda empiece a coger volumen es necesario introducir una presión por encima de lo habitual. De esta manera, los aros del neumático se asentarán bien en la llanta para que la cubierta no quede desalineada. En el momento en que oigamos un “clank”, tendremos la cubierta perfectamente talonada y ya podremos bajar la presión hasta los valores que deseemos.

tubelizar rueda_92

En resumen.

En este artículo intentamos explicarte cómo tubelizar una rueda en 5 sencillos pasos. El trabajo que realiza uno mismo es siempre el más gratificante, pero, ante la duda o los primeros problemas, recomendamos acudir a un profesional que nos atenderá muy amablemente.

Deja una respuesta

¡Suscríbete a nuestra newsletter y sé el primero en enterarte de las novedades!