¿Por qué las MTB no erosionan tanto como pensamos?

Seguro que alguna vez te has preguntado sobre la razón que está llevando a muchas administraciones a limitar el uso de la bici de montaña por culpa de, entre otros motivos, la erosión que provocamos a nuestro paso. Pues intentaré convencerte por qué las MTB no erosionan tanto como pensamos.

El caso de Collserola.

Iba la semana pasada de camino a la oficina cuando recibo la llamada de un viejo amigo, Alfons Bayonas, conocido por muchos como el copiloto en tándem de descenso más popular del país:

Alfons: “Ferran, ¿cómo estás? Te quería comentar, como fabricantes de neumáticos que sois, si tenéis algún estudio realizado sobre el desgaste de los neumáticos sobre el terreno.”

Yo: “¡Hola Alfons! Pues en lo poco que llevamos en el mercado, no hemos podido realizar ningún estudio al respecto. Tampoco se nos ha facilitado nunca ningún tipo de estudio a lo largo de más de 20 años que hemos trabajado para otras marcas internacionales.”

Alfons: “Te lo comentaba, porque sabrás de las restricciones que quieren imponer en la montaña de Collserola en el marco de la nueva normativa. Al final esto nos afecta a todos, no solo a Collserola, sino que es extensible a otras zonas como Guadarrama, etc”.

Mtb collserola
Collserola es uno de los parques de nuestro territorio donde el mtb está amenazado de muerte.

El actual marco normativo vigente del Parque.

Esta normativa incluye la prohibición de circulación de bicicletas en caminos inferiores a los 3 metros de ancho y establece sanciones entre 150 y 500€. Además. prevé la implantación de normas futuras como matriculación de bicicletas, carné de usuario o instalación obligatoria de GPS para el control de velocidad y del recorrido que se realice por el Parque. Vamos, ¡un verdadero drama!

En concreto, la normativa prohíbe estrictamente la circulación de bicicletas por los senderos del Parque. La razón principal, entre otros motivos, es la degradación de dichos senderos provocado por las bicicletas.

El estudio de CSCR.

Alfons me recomienda contactar con Rafael Martínez, presidente de CSRC (Collserola Sport Respeto Ciclismo), quien, muy amablemente me facilita un estudio bastante resumido que demuestra por qué las MTB no erosionan tanto como pensamos. Este estudio está publicado en la web de IMBA España.

Estudio erosión bicicletas
El estudio en cuestión se basa en principios físicos básicos que se van desarrollando con mayor profundidad.

De hecho, el estudio demuestra con datos empíricos que un runner llega a erosionar más el terreno que una bicicleta. Se desarrolla la idea que la cinética de la bicicleta y de una persona caminando o corriendo son muy diferentes. No obstante, debo admitir que estos datos escapan de mis limitados conocimientos de física y me plantearon alguna duda al principio.

Yo: “Rafa, gracias por el estudio, pero me viene una duda a la cabeza. Cuando vamos en bici y derrapamos en bajada, inevitablemente provocamos una degradación del terreno mayor, ¿verdad?”

Rafa: “No es así. Un ejemplo gráfico que se utiliza en física para definir estos dos tipos de movimiento es que una bicicleta tiene un movimiento tipo “cizalla” y una persona tipo “martillo”. 

La bicicleta pasa con fluidez por encima de los obstáculos, excepto cuando se frena fuerte y se derrapa que entonces los arrastra. Aquí la superficie de contacto es muy importante ya que, a mayor superficie de neumático, mayor arrastre. Pero como el movimiento es más fluido y es paralelo al suelo, el deterioro no es significativo hasta que no se produzcan frenazos. 

El paso de una persona (corriendo o caminando) impacta perpendicularmente sobre el suelo, como un “martillo”. La fuerza del “martillo” varía según la velocidad y el peso. Así pues, cada pisada provoca un impacto de todo el peso de la persona multiplicado por un coeficiente que corresponde a su aceleración o desaceleración.”

Estudio bicis vs corredores
Analizamos incluso los distintos tamaños de rueda para calcular su rozamiento.

Conclusiones.

Estudios aparte, pienso que esto va más allá de demostrar una cosa u otra. Creo que falta una cultura basada en el respeto mutuo.

Deporte collserola
El parque de Collserola es un ejemplo de masificación por la presencia humana. Pienso que hay otras alternativas a la prohibición.

Sobran “cazadores de KOMs” que ponen en peligro a los demás usuarios de la montaña. También sobran runners o caminantes irrespetuosos. Sobran dueños de perros que no recogen sus deposiciones… Quizás lo que sobra es gente en general y estamos abusando demasiado de nuestros montes.

Pero como todos tenemos derecho a salir, disfrutar y hacer deporte, la administración debería trabajar de forma más proactiva y no tan reactiva o sancionadora. ¿Por qué no se construye una red de trails para bicicletas y caminos para la gente que va a pie? Pienso que así se podría canalizar mejor las masificaciones humanas y dejar mayor espacio a las especies animales y vegetales que requieren protección.

Como siempre, me gusta añadir mi opinión y que la podáis rebatir, apoyar o ampliar. ¡Respeto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *