Qué ancho de llanta llevar para cada ancho de neumático.

Como sucede con los neumáticos, las llantas se han ido volviendo más anchas con el tiempo. Esto ha provocado que cada medida de llanta se adapte a un neumático específico. A continuación te explico qué ancho de llanta llevar para cada ancho de neumático según MSC Tires.

Evolución del ancho de las llantas.

Los inicios del mtb heredaron gran parte de las medidas y estándares de las bicis de carretera y no iba a ser menos con las llantas. Los anchos más comunes de 19-21mm empezaron a dar paso a medidas más generosas en modalidades extremas como el descenso (23-25mm de ancho interno).

No es hasta hace relativamente poco que, con la llegada de las 29er, empiezan a verse llantas de 25-30mm para xcountry y aros de 30-35mm para enduro y descenso. Sin olvidar las 27plus, con llantas de 38-45mm internos. Este artículo lo resume muy bien.

La guía MSC Tires.

MSC Tires ha elaborado un cuadro que puedes consultar en nuestra web. En él podrás ver qué ancho de llanta se adapta mejor a cada ancho de neumático.

Cuadro anchos de llanta para cada ancho de neumático.
Este cuadro se ha elaborado teniendo en cuenta los anchos específicos de MSC Tires.

Una combinación correcta te permitirá rodar a menor presión y el perfil del neumático se adaptará mejor al terreno. Tendrás mayor agarre y tracción. Tu bicicleta absorverá mejor las irregularidades del terreno. Además, si sigues bien esta guía, evitarás que la cubierta quede “cuadrada” o “triangular”.

¿Qué ocurre cuando la cubierta queda “cuadrada”?

La cubierta queda “cuadrada” cuando el ancho de la llanta es mayor al recomendado respecto al neumático.

Se pierde sección, por lo que se reduce el confort y se incrementa el riesgo de llantazo y/o pinchazo.

También se incrementa la huella del neumático en el suelo, lo que produce pérdidas de eficiencia de pedaleo y mayor desgaste de los tacos.

¿Y cuando la cubierta queda “triangular”?

La cubierta “triangular” aparece cuando el ancho de la llanta es menor al recomendado.

Cuando esto sucede se pierde estabilidad en recepciones de saltos y en mitad de la curva. Además, el riesgo de desllantar es muy elevado.

Los tacos laterales quedan muy abajo y no pueden morder bien el terreno. Esto provoca una sensación de falta de agarre o que la bicicleta haga un amago de tumbarse más de lo normal.

Llanta ancha vs llanta estrecha.
La llanta de perfil más ancho aporta mayor estabilidad y permite rodar a bajas presiones. La llanta estrecha produce grandes flexiones en curva y recepciones, haciendo la bicicleta más impredecible.

Recomendaciones finales.

Sigue siempre los anchos de llanta recomendados por cada fabricante. En nuestro caso, sigue el cuadro que he incluído en este artículo y no confundas el ancho interno de la llanta con el ancho externo. Las medidas se toman siempre en base al ancho interno del aro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *